Noticias
17 Oct

Construcción Metro de Quito

Mauricio Anderson: “Estudios económicos establecen que de manera indirecta se demandará 15 000 puestos de trabajo en el Metro”

El Metro de Quito es un tema que, sin duda, nos involucra a todos quienes vivimos en la capital. Las autoridades han informado que su construcción culminará en el año 2019 y que este “proyecto titánico” generará cerca de 15 000 plazas de trabajo. Para acercarnos más a este tema, Amigo Constructor, visitó a Mauricio Anderson,  gerente de la  Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito.

 

La construcción del Metro de Quito es un tema que, desde sus inicios, ha traído grandes desafíos y controversias.  ¿Cuáles son los desafíos o barreras que han tenido que enfrentar?

Los grandes desafíos están enfocados en darle una solución integral a la movilidad de Quito, al modo en cómo los ciudadanos se transportan. El 70% lo hace en servicio público y el otro 30% utiliza sus propios vehículos. Lo desafiante es que esas proporciones han ido creciendo y si es que no se provee a la ciudad de un sistema masivo e integrado de transporte, habrá un colapso que hay que prevenirlo.

 

¿Cuáles son los procesos de socialización que han realizado con la ciudadanía quiteña para que se familiaricen con este proyecto?

Los procesos de socialización se han dado el año pasado y sobre todo este año a medida que hemos abierto distintos frentes de construcción. Empezamos en el sur en Solanda, en el Calzado, la Morán Valverde y en Quitumbre; en el norte, en Jipijapa. Los procesos de socialización seguirán profundizándose, pues es un aspecto muy importante cuyo objetivo es que la comunidad cercana a las estaciones o a los distintos frentes de obra, esté informada constantemente de cuál es el avance de obra  y cuando concluirá y así  poder mitigar los impactos que la obra tiene en la sociedad.

 

Hablando de los impactos… son 15 paradas subterráneas, de las cuáles algunas ya están en proceso de construcción. ¿Cómo están mitigando los impactos o efectos que producen estos trabajos?

Si es que una comunidad o persona vive en un barrio o posee un negocio cercano a una obra y por ejemplo si se va a producir un ruido, lo importante es que de una manera anticipada esas personas estén debidamente informadas de cuál será el proceso y en que consistirá. Entonces el que los ciudadanos se sientan informados mitiga de una forma sustancial que esas molestias puedan producir una serie de inconvenientes. Cuando más y mejor estén informada la ciudadanía, puede haber una mejor aceptación a los inconvenientes temporales que produce cualquier trabajo.

 

La construcción de una estación en la Plaza San Francisco ha generado una serie de críticas. ¿Cómo se está cuidando el patrimonio de la ciudad?

Al tema de San Francisco, esta administración, lo toma de una forma muy responsable. Primero,  se hizo una serie de investigaciones geofísicas alrededor de la plaza y de las calles donde tenemos intervención (calle Benalcázar y calle Cuenca). Estas intervenciones nos dieron una radiografía de lo que había en el interior del suelo y en esas dos calles. A su vez, la alcaldía, hizo un foro en febrero en el cual invitamos a una serie de ciudades con experiencia en gestionar estas obras en lugares que tienen patrimonios sustanciales. El conjunto de esas acciones, hacen que abordemos la construcción de San Francisco de una forma profesional, manteniendo y gestionando de una forma responsable el patrimonio. Se puede trabajar en un metro, que es una solución masiva de transporte, pero también se puede preservar de una forma rigurosa los patrimonios. Las dos, no son acciones excluyentes sino incluyentes.

 

Ahora… de acuerdo a la coyuntura económica que vivimos actualmente en Ecuador, muchas personas quieren conocer ¿Cuántas plazas de empleo generará esta obra titánica?

Hay dos conceptos que son importantes de resaltar: la contratación directa e indirecta. La contratación directa, las hace el Consorcio Odebrecht y Acciona, pero también están a su vez, los subcontratistas. En ese grupo y de manera gradual, a medida que se abren nuevos frentes de obra, se van contratando personas: ingenieros, técnicos, oficios como los de albañilería, cerrajería, electricidad y una amplia gama de demanda. Las proyecciones que tenemos en esa modalidad de contratación directa indican aproximadamente cerca de 5000 personas. Por otro lado, por los efectos que esta obra tiene de demandar  una serie de bienes y servicios, estudios económicos establecen que de manera indirecta se demandará 15 000 puestos de trabajo adicionales en el Metro.

 

¿Cómo es el proceso de selección? Se conoce que Conquito, la agenda de promoción económica, tiene un papel importante en este proceso….

Conquito es una plataforma eficiente que facilita la demanda y la oferta laboral; en ese sentido,  ha preparado una serie de procesos que facilitan la oferta laboral.  A aquellas personas que desean vincularse con el consorcio o subcontratistas les dan asesoría para que presenten de una forma correcta su hoja de vida. Por otro lado, realiza una serie de filtros para que los aspirantes  mejor calificados tengan un mayor acercamiento y acceso a la compañía que demanda empleos.

 

¿Actualmente se están receptando carpetas?

Si, claro. De una manera física y a través de su página web www.conquito.org.ec.  Se lo puede hacer de las dos formas.

 

Hablemos de la construcción en el país, ¿Cómo ve este tema en el país y cómo influye en la construcción del Metro de Quito?

Los últimos indicadores del Producto Interno Bruto (PIB), plantean una serie de cifras que no dejan de ser preocupantes, porque la desaceleración de la economía tiene un efecto en ese sector y en muchos otros. La industria de la construcción tiene un efecto muy importante porque irradia a través de la red de compañías  y proveedores que dan servicios y bienes a la industria. En ese sentido el proyecto del metro de Quito contribuirá de una forma importante, porque inyectará recursos directos a la economía de Quito y sus alrededores. Por ejemplo, el hecho de que se demandará una cantidad importante de hormigón, tiene un efecto en las industrias que producen cemento; lo mismo en la demanda de hierro y así en distintas gamas de productos. El proyecto del Metro de Quito tendrá un efecto contracíclico en un momento en que la economía está en un proceso lamentable. 

 

Entonces si podríamos enumerar los impactos sociales del Metro de Quito… ¿Cuáles serían, a más de dinamizar la economía?

El efecto positivo es que a través de que se inyectan recursos frescos en la economía, se produce una cadena de eventos como la demanda de mano de obra, bienes y servicios y esto a su vez es un circulo virtuoso que genera compras, pagos, demanda, oferta y sirve para que la economía pueda reactivarse.

 

Por otro lado, ¿Cuáles han sido los impactos ambientales y cómo los están manejando?

El tema ambiental es muy importante porque es un aspecto que los cuatro bancos multilaterales que financian el proyecto: el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco de Desarrollo de América Latina y el Banco Europeo de Inversiones, trabajan en conjunto con nosotros en un programa muy ambicioso de manejo ambiental. Esto implica que es un enorme desafío, porque es la primera vez que en un área urbana del Ecuador se trabaja un proyecto de estas dimensiones y características. Eso implica una serie de temas que deben ser abordados en forma simultánea; por ejemplo, los aspectos ambientes: el control del ruido, el polvo, las volquetas, etc. Hay aspectos que tienen que ser conjugados para que esa intervención afecte de la menor manera posible a la comunidad. Son asuntos en los cuales, Metro de Quito, el Consorcio y la Fiscalización están monitoreando constantemente.

 

Vayamos al cronograma del proyecto. ¿Cuándo se planea concluir la construcción de las 15 estaciones?

Estará en 36 meses, más 6 meses adicionales para que se verifique el correcto funcionamiento y todas las pruebas que hay que hacer.  

 

Ustedes han dicho que el Metro de Quito estará listo para julio de 2019. ¿Se cumplirá con este tiempo?

Sobre eso hay que agregarle los 6 meses adiciones. Entonces sí, estamos hablando a finales del 2019.  Iremos avanzando tal y como lo establece el cronograma.

 

¿A cuántas personas transportará a diario el Metro?

Las proyecciones indican que en el año 2019, el metro transportará a 450 000 pasajeros al día. Esas cifras, las actualizaremos mediante una serie de estudios, en encuetas y modelos matemáticos.

 

¿Realmente será este sistema integrado de movilidad que conecta el sur con el norte?

Más allá del Metro está el gran propósito de tener un sistema integrado de transporte público en distintas modalidades, pues también está el proyecto de Quito Cables. Todo esto debe funcionar de manera integrada. El sistema integrado de recaudo, es uno de los elementos que facilita la integración, ya que un pasajero con un tarjeta magnética recargable puede navegar por este sistema a través de una tarifa, esto ayuda al pasajero para que se mueva de un sitio a otro, de una manera eficiente y ahorrando tiempo. Entonces sí, ese es el gran propósito.

 

 por Lizbeth Mejía

Artículos relacionados

Noticias
17 Oct

Construcción Metro de Quito

Mauricio Anderson: “Estudios económicos establecen que de manera indirecta se demandará 15 000 puestos de trabajo en el Metro” El Metro de Quito es un tema que, sin duda, nos involucra a todos quienes vivimos en la capital. Las autoridades han informado que su construcci&oa...

Noticias
03 Nov

La construcción Intrascendente

Handel Guayasamín: “Son millones de obras que se hacen todos los días en el mundo y algunas no existen, porque son intrascendentes” Estamos puntuales a la cita con nuestro entrevistado, esperamos pacientes en la sala de estar de una edificación con muchos años...